Patrimonio arquitectónico y cultural: Pocico de la Nieve

En el flanco norte de la peña que sustenta al castillo de Sax se encuentra un pozo de nieve, construido con mampostería y argamasa, de forma circular y con una cubierta semiesférica y de una profundidad de entre 10 y 15 metros. En su interior se guardaba la nieve caída durante el invierno hasta la llegada de los meses estivales, la cual era utilizada para la fabricación de sorbetes y bebidas refrescantes, como terapia para las fiebres, para mantener frescos los alimentos y para exportar a Alicante.

Las primeras noticias de este pozo de nieve datan del año 1702 y con más o menos altibajos, este pozo de nieve estuvo en funcionamiento durante los siglos XVIII y XIX, hasta que la fabricación del hielo industrial lo dejó en desuso.